POST ACTUAL: CÁPSULA N° 56: TINY

PRÓXIMO POST: MANERAS CONSTANTES DE OLVIDAR

TRAGO DEL DÍA:

Photobucket

miércoles, 21 de septiembre de 2016

CÁPSULA N° 56: Tiny

Esta silla está acabando con la salud de mi columna, la cama no me arrulla como antes, la almohada es una placa tectónica que fractura mis sienes con cada movimiento, hay varios pares de zapatos que me aprietan, mi sueño está tan ligero que una mosca en tacones me despertaría, estoy intolerante al ruido, a las conversaciones fingidas, a las largas esperas, a reírme cuando no quiero, a las voces elevadas reclamando boberías que de formas calmadas entendería. Estoy pensando de más y eso me inyecta la frente de una sustancia que ocupa mucho espacio. Al mismo tiempo estoy apreciando la importancia de las cosas más simples y es en esa magia donde me refugio para respirar. Me rescato. Vuelvo a mí.

Todo cambia.

Nací blandengue, pero a medida que crecía, me desmenuzaba menos con cada parpadeo de viento, me hacía más fuerte, cada nuevo golpe me soldaba con oro las coyunturas, hacían de mí una mejor arquitectura. Mientras eso sucedía, cagaba las mejores calificaciones de mis clases, hasta que noté que no servía de nada, que era solo un asunto de estructura, reputación y protocolo, lo cual justificaba usar un hijo de puta uniforme de tejidos acalorados en intacta combinación, mientras afinaba el himno nacional entre bostezos, para luego equivocarme creyendo que algún día me serviría de algo saber de polinomios o del árbol genealógico de héroes patrios adoptados. Se me metió en la cabeza que de seguir así me convertiría en uno de mis profesores cuando fuese grande, y si había algo que me espantaba en silencio era la normalidad. Fue así como sin moverme, sin respirar, sin siquiera palpitar, huí, desaparecí, fue como si me hubiesen tragado las estrías de un suelo desierto que ya no me correspondía andar, murió esa parte de mí plagada de secretos a voces, fundida con el repudio de aquellos crédulos que depositaban su fe en la máscara que tanto costaba cargar, como si de ellos dependiera el título de esta obra. Finalmente quedó espacio para inclinar mi atención a otras figuras, quedó naturaleza viva para la influencia de otras criaturas, mixturas, auras, acciones, reacciones, creaciones, nombres, autores, palabras, luces de otros colores que iluminaban más. Me contagié. Así supe que me chiflaban cosas gravemente simples, infinitamente mínimas...ahora asumo con discreción que todo, todito, todo en esta vida me sorprende porque doto de maravilla cualquier estímulo que me haga crujir los huesos de emoción. Mis decisiones han superado la asesoría de psicólogos o la imposición de manos de maestros espirituales porque descubrí que las puedo tomar asumiendo la sorpresa en la dulzura o en la violencia de sus consecuencias. Se siente bien tener las riendas.


Dicen que soy una metáfora andante, un cuento que se echa sólo, una duda latente, un alarido constante, el lugar donde la gimnasia con la magnesia se juntan para convertirse en un infarto, en un estallido, soy esto que decidió no agotarse al son de un leve temblor.

Todo cambió.



[ ]

martes, 9 de agosto de 2016

CÁPSULA N° 55: El gato con sueño

La normalidad es a lo que más le temes. Es eso que más evitas y se refleja en lo alto que pones la radio, en el buchado grueso de licor al que acudes, en las compras triples y sudorosas, en lo duro que pisas al bailar, en las veinticuatro vueltas con las que buscas marear al masoquismo, el conformismo, la ceguez, el miedo que de pronto se convierte en tu amigo más bizarro... los pasos rectos, las caras de siempre, las voces incrustadas en tu sienes, los sonidos rutinarios como el teléfono, las sillas, los carros, las puertas, los teclados, el tilín del ascensor, los rasguños del gato con sueño, el despertador…Por cierto, ¿Conoces objeto más pasivo-agresivo que un despertador?

De pronto, en un día cualquiera, en un instante del azar te sientes como el mismo árbol en el mismo parque a la misma hora…esperando que el mismo perro lo venga a mear. Hay árboles que le agradecen al perro el gesto. Hay otros que, por su parte, agarran sus vainas y se van.

[ ]




lunes, 25 de julio de 2016

CÁPSULA N° 54: Luz

Taparse los oídos y entrar en esa incubadora de tu pecho, con tus pulmones llenándose y vaciándose a un ritmo perfecto, eres ajena al mundo frontal, eres tu inhalar y exhalar, eres tus latidos y, como si nunca te hubieses escuchado por dentro, te enfocas en lo increíble, y te maravillas.. Te reencuentras, estás para ti, viviendo este presente perfecto sin ninguna otra obsesión que saberte existiendo, siendo, creando luz.


[ ]

lunes, 11 de julio de 2016

CÁPSULA N° 53: Pasión

No podemos huir de hacer lo que amamos. Nos llama, nos lleva, nos llora, nos lamenta, nos anochece, se envuelve tierna por las piernas, subiendo por las caderas, estremeciendo el corazón, se llama pasión. Besa mejor cuando hace soledad, y nos añora, y nos rescata entre sus fauces de plumas como la almohada a la cabeza cuando ha vuelto traviesa de farra buscando en otras faenas lo que aquí siempre ha tenido de sobra.


Hacer lo que sentimos, sin ataduras, sin condiciones, sin horarios, sin restricciones. Hacerlo desde lo más oceánico del alma. Es difícil quitarle los ojos de encima a algo que ya hemos distinguimos como maravilloso, es imposible volver atrás. Esto no es suerte, sino la fortuna de sabernos seres en cuyas ausencias está la fuerza para construir mejores azares. La vida incuba la sagrada maravilla de ser una ceremonia en la que nacemos todos los días, es la armonía que se sincroniza al calibrar estos dos focos y finalmente hacerlos merecedores de ser llamados ojos, dándoles la dicha de ver eso que ha sido creado para ellos.

Es que...cuando los poros se llenan de amor, el corazón por fin respira.


[ ]

miércoles, 27 de abril de 2016

CÁPSULA N° 52: EUCALIPTO

Las plantas danzan en tu nombre... 

Rejuvenecemos de noche, donde nuestros sueños se refrescan, donde se anida la fé y reposa el agüita adormilada de tus ojos. Comienza la lluvia a aliviar el mundo con sus besos de agua. Se escurren en el aire deliciosos aromas, unos a helechos que salen de tu risa como serpientes de plata; otros a eucalipto, himno de tus raíces, esencia de tus matices. Veo en ti una fauna de luces que brillan en la memoria de otra vida que quizás esta no recordaba. Rejuvenecemos de noche, donde en sueños mi cuerpo pierde gravedad al sentirse contra el tuyo, al quedar embriagado de sí, latiendo entre ríos y montañas, convirtiendo el tiempo en un acordeón que repasa y repasa notas sueltas en cada bucle de existencia y finalmente se reencuentra con estas líneas estallando en el alma. 

Eres mi sol, mi luna, mi cielo, mi tierra, las risas en ella.
Eres el color y la alegría en todos los nortes de mis estrellas.

[ ]

martes, 26 de abril de 2016

CÁPSULA N° 51: ONOMATOPEYA



Tun, tun, tun. Sonidos del corazón. Esa sádica manera de latir como si quisiera romperse las costuras, y salir del pecho a gritar lo que con latidos no puede expresar y...qué más da si encuentra en ello un profundo alivio apenas comprendido, hasta que pasa el silencio y se llene el salón de un nuevo dancehall.
Splash! Baños de sirena. Esa dulce manera de lamer mis pies, mis musas, mis imaginación. Un mismo ritmo cardíaco que danza entre  la profundidad de los sueños, el viento, mi vientre, el tiempo y su tiempo. El tic tac sonoro que anuncia la hora, la hora en la que el atardecer se adormece sobre las infinita profundidad de las aguas. Fuimos instantes, seres constantes, felices amantes, asuntos amargos que se hicieron ausentes cuando no quisieron nadar más. Fuimos planetas fugaces, con cabezas giratorias en las que fluían emociones líquidas que fueron creciendo
Poco a poco
Poco a poco
entre tempestad y tempestad.  
Fuimos una sola vida brillando con la misma velocidad. Queda la sorpresa de comprobar, ya a salvo, que te quise tanto tanto como si de decirlo dependiera la paz mundial.

[ ]

jueves, 14 de abril de 2016

CÁPSULA N° 50: REZO

Conectar contigo y que de ello nazcan todos los árboles, las nubes, las mariposas, las cerezas, los panales. Somos ríos, su fuerza, el aire, su suspiro. Tu conexión y la mía surcando este plano que vivimos desde un momento eureka de otra vida en la que nos conocimos.

Solo pido…

Que cuando me vaya de paseo a la vida que sigue me queden tus ojos alucinógenos y la alegría en ellos, tus esencias a frutas y hierbas frescas en la memoria, la calma de la tierra tibia en mi vientre, que tus besos me queden tatuados como el peso en la piel del elefante, que tus aromas me absorban, me lleven y me devuelvan a este grato viaje, que tus sabores perduren en mis gustos apenas mortales.  

Me filtras, me atraviesas, me atas, me sumerges y me rescatas. Me iluminas, me calmas, me resucitas, me desarmas, me elevas con tus alas, me suavizas, me fortaleces, me descubres, me levantas, me alivias, me conmueves, me inspiras. Haces de mí una galaxia ingrávida colmada de silencio y de pronto silbidos cada 50 años luz.  Me diriges, me alientas, me revelas pero lo que más me gusta es que me sonrías.

Solo pido…

Que a esta emoción le crezcan ramas nuevas todos los días.

[ ]

miércoles, 10 de febrero de 2016

CÁPSULA N° 49: PAYASO TRISTE


Escoges mujeres como trozos de piel. Lo supuse por lo repleto que está tu refrigerador. Escoger para coger. La filosofía de un instante de gozo que culmina en los alivios conmovedores después de varios cigarros consumidos en un monólogo. Llevas a cuestas el entusiasmo absurdo de los payasos tristes que aún cuando sonríen, no emiten alegría sino una oscuridad en los ojos hambrientos por devorar más muslos improvisados. Carnívoro rapaz. Príncipe encantado. Suicida entre mis líneas más quebradizas.

[ ]

CÁPSULA N° 48: OJERAS

Ojeras, hamacas abiertas al cielo que reposan debajo de tus ojos con esa dulzura, esa bendita dulzura. Lunitas menguantes que sombrean con delicadeza la eternidad de tu mirada, sumergida por inercia en mi parpadear. Tu miel cuando me mira, el suave oleaje de tus pestañas diciendo lo que la lengua se traga. Criatura de terror, espíritu falaz que con cada vistazo me convierte en moléculas de moléculas dispersas en el universo. Pero ¿Qué sería de mi alegría sin esas palabras que quedan al otro lado de tu sonrisa? Soy feliz con el pecado que me impuse cometer: viajar a ti. Ser presa de tus ojos y quedarme en ellos a vivir.  
 
[ ]



domingo, 3 de enero de 2016

CÁPSULA N° 47: COLITA DE RANA

Llorar desarma, desnuda, revela, transparenta, oxigena, regenera y genera nuevas maneras de ver lo que fue, lo que es, lo que sigue. Del llanto nace la rabia y de la rabia cualquier otra sutura que creíamos cerrada. El llanto presagia, levanta fortalezas, amenaza, te hace fruncir desde el ceño hasta el orto, derriba lo ensayado, ralentiza la vida agudizando la vista a varios micromomentos que pedían ser aclarados, llorar sana, es el único acto humano que reduce a añicos las dimensiones polares de la felicidad y la tristeza, del amor y del odio. Enjuaga los ojos y después de eso...sonreír se siente mejor.

[ ]

sábado, 2 de enero de 2016

CÁPSULA N° 46: I DON'T BELONG HERE

Las hojas cayendo, el viento fresco, el café perfecto, el volumen ideal, la cordialidad de los transeúntes, la magnificencia de los amaneceres, las cervezas de a litro, los aromas románticos, aquellas frutas que mi paladar había olvidado, los días pasando a fuego lento, donde nada me esperaba y nadie me conocía.
Era una nueva ciudad en la que pasé los primeros días disfrutando de cotidianidades que mis ojos apreciaron como lujos recuperados.
Días que pasé solo leyendo, digiriendo y organizando resticos de la vida que me trajé de aquel vendaval. Mi mente tarareaba cada vez más fuerte "I dont belong here" de aquel querido inglés con mirada asimétrica. Y fue así como mi país se alejaba cada vez más en el retrovisor. Los nuevos días fueron extraños y lineales, los decidí vivir en silencio, o quizás fue el silencio el que me arrulló. Esos silencios que deja el shock, el absurdo, el tiempo cayendo en mi cabeza como una gotera burlona, haciéndose espacio entre el alboroto de preguntas ¿Qué hago aquí? ¿Hice lo correcto?, ¿Qué sigue? ¿Y si comienzo esta historia con un café? Sientes que el libro en el que estabas escrito derrama su tinta en otro sentido, ahora eres la letra capital de una nueva obra que te da la bienvenida con una soledad medio sonriente, pícara como la puta que sabe exactamente cómo divertirse con vos.

 
[ ]

jueves, 29 de octubre de 2015

CÁPSULA N° 45: PROBLEMA MENTAL

Soy varias en una.
Y a solas, cualquiera.
Contigo todas...en una velada que escribe esta historia. Veredas heladas que recorro intacta hasta que un tibio candor sopla y me devuelve a tu cama. Eres la tragedia que perpetúa mis amores y también mis rencores. Eres una absoluta maravilla, pero también la alarma, el alboroto, la desdicha, el bochorno escandaloso para mis ínfulas baratas de diva. Estás en las voces de la gente, en los cabellos de los niños felices, en el cielo, en mis sueños más profundos, en mis vicios, en mis dramas, en la comodidad de mi memoria y en lo más tierno de mi almohada. En mis tristezas, en mis azares, en mis contrastes, en lo que leen de mi futuro, en mis dibujos, en mis placeres, en mis antojos. En todo. Eres hielo, fuego, oxígeno y asfixia, arma letal, color, licor, arte suicida, la sutura y el veneno, el café que bebo y como si fuese poco...la miel que lo deja como quiero.

El veredicto final es que...eres mi más delicioso problema mental.

[ ]



miércoles, 28 de octubre de 2015

CÁPSULA N° 44: A LA VÍBORA DE LA MAR

Cuando todo se calla y no queda más que la mente reproduciendo ese sonido de pasillo olvidado, de ceguez inmortal, de un silencio tan incorruptible que espantaría a la mosca más impertinente...es cuando temo. Se abren puertas que creía inexistentes, se resbala el tiempo en su propia prisa, se eriza la luna y el cielo sonríe cómplice como si fuese su gesto natural. Comienza el show.

Temo cuando los cambios apuntan hacia estado más orgánico de la vida sin dejar espacios para ser la excepción. Nos van a desollar. Es como si el universo se acomodara la médula de un solo retorcijón y reconociera a quienes contiene como piedras preciosas en pleno proceso de sintonía, recapacitando en su valor, brillo y esplendor. Filtra, los que quedan son pulidos y ascendidos a un nuevo status de conciencia. 

A la víbora de la mar, 
por aquí podrán pasar, 
los de adelante corren mucho 
y los de atrás se quedarán, 
se quedarán...

Cuando todo se calla, se abren de par en par urnas en el pecho, buscando luz y oxígeno, lugares menos frágiles y estrechos. Me entero de lo que contengo. Se siente como la noche más helada del año, peligrosa pero necesaria para apreciar los días venideros. Y es cuando finalmente siento la melodía compuesta para mí, que no quería escuchar por evitar esas fiestas a las que mi mente me invitaba... y de las que temía no regresar.

[ ]

miércoles, 23 de septiembre de 2015

CÁPSULA N° 43: CATWALK

Haga de su cuerpo un experimento, de su vista un caleidoscopio, quítese la cabeza como un sombrero y deje atrás esa armadura oxidada. Olvide cómo se llama, imagínese existiendo con el nombre que más le gusta, con un rostro que siempre sonríe y un desvelo inaudito que le haga dudar si está despierto, medianamente dormido o siendo un sueño infinito. Estírese, abúrrase, dude, llore, vea 100 películas, fantasee, tóquese fantaseando. Hágalo otra vez.  Pase de largo, tome otra ruta. Pregunte por la dirección de un lugar que acabó de inventar. Llegue. Sorpréndase. No deje que nadie le diga que no solo porque el camino no ha sido transitado. Ábrase paso, diseñe su ruta y seduzca con un inolvidable catwalk. 

¿O acaso nació para algo distinto?


[ ]

domingo, 9 de agosto de 2015

CÁPSULA N° 42: CITA A CIEGAS

Y mientras me quitaba la camisa de fuerza, noté la elegancia de aquel chaise longue, y le propuse jugar a la psicóloga. 

La luz era tenue, el clima fresco, la noche cómplice. Su mano condescendiente se paseó por mi cintura, como si fuese ésta una parada obligatoria y con esa habilidad de donjuán consumado deslizó su primera confesión sin saberlo, la extraje con humo y tacto. En el aire había cierto encanto vudú y entre aquella fantasía se vislumbraba su sonrisa, más hermosa que la que pedí. Tierna, sincera, pero sobre todo letal. Llegó al corazón a irrumpir su función vital, cayendo con un peso ligero a debilitarme las rodillas. Pero había más diversión en dejar eso pasar y homenajear en un recorrido fugaz los lunares de su cara. Para entonces, ya había sorprendido como un flash mi menudita constelación. No tenía ojos más que para él y su boca rosa que, junto a la mía, encontró redención. 



[ ]

domingo, 2 de agosto de 2015

CÁPSULA N° 41: COMIDA RÁPIDA


Susto colegial. Tú y tu cuerpecito musical que brincaba al compás de mis antojos, arisco solo de reojo porque sé que tus cortinas estaban enviadas a espiar. Te recuerdo, moreno clásico, como mi refugio oral, volcanizado por el ron y masticado por las aceras, el polvo, el dolor y las sirenas, crucificado en el colchón anoréxico de un hotel fiel que arrullaba las partículas de bestialidad a tu alrededor, haciéndote su invitado de lujo, su huésped especial a quien despedía con un besito en la mejilla. De pronto los objetos se hundieron en las paredes como mi cabeza en aquella almohada eterna en tempestades. 

Y dejó de ser notado todo a medida que soportaba su solemne estadía entre frívolos pasajeros.

[ ]

miércoles, 20 de mayo de 2015

Cápsula N° 40: Kinky wishes

Bonitos los contrastes de la noche contra tus retinas violetas, que ya bañadas en humo expiran contra mi mirada... que lo dice todo y de pronto se empaña de la alegría que se siente cuando sabes que apenas comienza la noche, y durará lo que dura una noche, solo si no me dejo llevar por el pudor de convertirla en el más placentero loop. Y hacemos que no termine mientras tus brazos me destilan a un nuevo paraíso. 

Nos vemos.

Quizás en otras fotografías, en otro siglo, buscando más líos, entre otros vientos, en el nudo de otro cuento, en el extravío de algún azar, en el vacío de una cama que tropiece con tus gustos indígenas y consuele mi curiosidad. 

Te encuentro. Pero primero a mí siendo feliz cuando te beso. Te confieso: es como llegar a casa en pleno invierno con cuatro maletas repletas y sentir -por fin- el alivio del calor que te invita a estar, que te insinúa permanencia, a sentirte a gusto y regresar. 

Te basta con esa linda nariz y un gesto en ella para convertir mi blusita en tus sábanas. Te basta con esas tonterías que ignoras y algunos detalles que no se tocan para retocar mi memoria por, al menos, un par de noches en las que mi piel habite sola.  

Querido...

Es que te sigo queriendo desde lo más plácido de mi humedad hasta las más retorcidas de mis lujurias. Nada ha cambiado desde el último trago con el cual te recité. Pero esta vez te quiero...aquí, debajo de mis luces apagadas, entre mis manos piropeando las coordilleras de tu espalda, sacando con cucharita de postre tus más kinky deseos, esos que invaden mi cabeza y allí descansan, nocturnos, ligeros como las notas de tu whiskey y mi selección de jazz. Te quiero...seguir enseñando a dirigir mis caderas como un volante, mostrándote que tienes manos y son las mejores armas para descargar tu -casi tierna- rabia sexual.


[ ] 

miércoles, 15 de abril de 2015

Cápsula N° 39: ¿Me quieres?

Hay respuestas que hasta el movimiento del aire predice.

Sí.

Te quiero con todo lo que me falla: la razón, el corazón, el tiempo atorado en este reloj, con la piel del alma desgarrada en las costillas, con esta pose estudiada que ahora se desarma ante tu lengua descubriendo lo que pasa cuando lames con euforia. Te quiero con descaro, con el poco ánimo que tienen las personas honestas de importunar, pero al cabo de un descuido, acaban causando desastres naturales. Es así, natural. Quererte así es normal ...como una fruta madura. O lastimada. Te quiero como ambas. Te quiero siempre. Como si tu voz se convirtiese en oxígeno y poesía para los pulmones de la vida mía. Te quiero desde lo más plácido de mi humedad hasta las más retorcidas de mis lujurias. Te quiero desde que te vi. Inocente, sonriente, para mí.



 [ ] 

miércoles, 4 de febrero de 2015

Cápsula N° 38: Extraño, corazón

Conozco la belleza aturdida de unos labios besados de sorpresa. Distingo cuando un juego comienza a convertirse en pánico. Aprendí de genitales femeninos y lo que pasa cuando les susurras las vocales. De la dicha de un viaje en carretera. De astrología, gramática italiana y una que otra obscenidad pop.

¿Qué importa?
¿Qué más da?

Si jamás sabré qué guardaba tu extraño corazón porque supiste esconderte en la constante brevedad de lo imposible, mientras llegabas allí, justo a donde el bisturí se resistió.


[ ]

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Cápsula N° 37: Amanecer en tu azul

Vas por la vida sonriendo a quien tropiezas, con esos agujeritos latinos delicadamente incrustados en cada mejilla, presumiendo en la intermitencia de tu existencia la fila de faldas que se alzaron a tu paso. Lo disfrutas y te aprovechas de lo que tu boca logra. Le susurras al oído lo que el oído no soporta y termina por emitir en forma de electricidad a unas piernas que, cuando quisieron estar alertas, yacían desvanecidas en el sofá. Las devorabas con absoluta impunidad, pero vaya que también había devoción en aquel ritual. Una oda a la piel saciada de lo que iba dejando la noche…sudor fresco, cenizas, apetito y varios lugares en ninguno.


Les causabas eso que parecía espanto pero se sentía bien. 
Tan bien que amanecieron en tu azul otra vez. 


[ ]

martes, 28 de octubre de 2014

Cápsula: N° 36: El desvelo

Llega la noche, la Tierra descansa, los mares se agitan, los bares se llenan, todos duermen, pocos sueñan mientras llueve, y tú…te desvelas sosteniendo una copa con la mirada zambullida en ese Merlot.  

En tus maletas caben estos tres días y las paredes que habitaron. Cabe tu idioma enredado en mi castellano, tu humor irremediable, esas aburridas películas de culto y uno que otro portaretrato con las morenas que te faltan por follarte. Vamos, es hora de que digas ci vediamo a todo lo que queda detrás de la puerta, ya sabemos distinguir entre la soledad, la calma y el abandono; sabemos que el abandono, por ejemplo, llega cuando la nariz se nos ha obstruído de frío, rabia y polvo. Sonríe a todas, calienta a varias y quiere a quien encuentres en cuanto esperas a quien amas:
Una criatura que por fin cierre los paréntesis de tus silencios caprichosos, que sin mayor pretensión te cosa el corazón al pecho para que se reviente en cada latido, que te inyecte morbo en los ventrículos hasta vaciarte por completo en su belleza, que te atolondre entre sus piezas como quien se divierte con el oponente en una batalla campal de ajedrez. Hipnotizado, sumido en el más insólito de los idilios, compartiendo violentas inocencias, más vino que el que tu lengua ha catado y madrugadas que sabrán deslizarse entre las sábanas para cada nuevo cambio de piel.

Nítida.

Te encontrará en un buen momento de su paso por la vida, te escribirá poesía, te tocará como escriba, le rendirá homenaje a tu cuerpo cada vez que sienta en su cara un nuevo resplandor. Sus besos, que ni si quiera de haberlos imaginado se acercarán tanto a lo que recibirás, serán torrentes sanguíneos encharcándote los labios con una especie de agonía furiosa enjuagada en gemidos más exquisitos que los de la noche anterior. Cuando llegue traerá consigo un anticipo de absoluta dicha, te devorará la sonrisa de un bocado, te ensordecerá cada célula en un conjuro, ni debajo del agua escucharás el clic clac de tus circuitos y será cuando sientas el dulce desvelo en los párpados. Por más adormitado que estés, vivirás para conservar lo sacro de su existencia entre los vicios de tu memoria. 

[ ]

jueves, 23 de octubre de 2014

Cápsula: N° 35: "Gabriel García Márquez, una vida"

A comienzos de agosto de 1966, García Márquez acompañó a Mercedes a la oficina  de correos para mandar a Buenos Aires el manuscrito terminado de Cien años de soledad. Parecían dos supervivientes de una catástrofe. El paquete contenía cuatrocientas noventa páginas mecanografiadas. Tras el mostrador, el funcionario de la estafeta anunció “Ochenta y dos pesos”. García Márquez observó a Mercedes rebuscar en el monedero. No tenían más que cincuenta pesos, de manera que sólo pudieron mandar una mitad del libro. García Márquez hizo que el funcionario fuera quitando hojas, como si se tratara de rebanadas de jamón, hasta que los cincuenta pesos bastaron. Volvieron a casa, empeñaron la estufa, el secador y la licuadora. Regresaron a la oficina de correos y enviaron el segundo bloque. Al salir, Mercedes se detuvo y comentó a su esposo: “Oye, Gabo, ahora lo único que falta es que esa novela sea mala”.

Gabriel García Márquez, una vida. 

[ ]

martes, 21 de octubre de 2014

Cápsula: N° 34: Gigoló

Si quisiera defenderte, diría que la mitomanía te calza con una elegancia casi erótica, pero como traje los anteojos de cristales limpios, me temo que te quedarás siendo el vulgar mentiroso con delirios de gigoló que, de súbito, me aburrió.

[ ]

domingo, 31 de agosto de 2014

Cápsula Nº 33

Es curioso el olor de la carretera que te aleja de esta Caracas con problemas respiratorios. Es olor a lejanía que se amalgama con un movimiento en verde. Estuve relajada y a gusto con una playa como decoración. Con el sol que de vez en cuando me acariciaba mientras yo, distraída y descortés, lo esquivaba.

La luz se intimidaba por un día escurridizo. Caía la tarde en colores sobre el oleaje y juro por quien esté leyendo esto que no hay programa que le gane a ese cielo purpura inyectado de gloria.
20/08/2009
[ ]

Cápsula Nº 32

De limón, carbón y papel. En pedazos, corrompida y predispuesta. Anacrónica e indiferente. Escurridiza y un poquitín sinvergüenza. Contrariada y amnésica. Atenta al rumor de una mente en cuya órbita se condensan palabras prestadas. Desdobla el papel en tu bolsillo. Reproduce lo que te dice el eco de esta voz que ya se dejó de tembleques, que amenaza con regalarte una epifanía dejándome en el pecho este delicioso airecito mezquino que cualquiera tiene derecho a sentir. 

22/11/2009

[ ]


Cápsula Nº 31: "Gramática de la fantasía"


Fragmentos


"Una palabra dicha impensadamente, lanzada en la mente de quien nos escucha, produce ondas de superficie y de profundidad, provoca una serie infinita de reacciones en cadena, involucrando en su caída sonidos e imagen, analogías y recuerdos, significados y sueños, en un movimiento que afecta a la experiencia y a la memoria, a la fantasía y al inconciente, y que se complica por el hecho que la misma mente no asiste impasiva a la representación".

"La imaginación no es una facultad cualquiera separada de la mente, es la mente misma, en su conjunto, que aplicada a una actividad o a otra, se sirve siempre de los mismos procedimientos. Y la mente nace en la lucha, no en la quietud".

"La imaginación articula la historia, pone en movimiento hipótesis fantásticas. Se trata en suma de un ejercicio en que intervienen contemporáneamente numerosas técnicas de invención. La fantasía juega entre lo real y lo imaginario, entre un vaivén que creo muy constructivo y muy importante para llegar a dominar la realidad, remodelándola".

"Para conocerse, es necesario ser capaz de imaginarse".

"La imaginación condensa las imágenes con una velocidad increíble".

Gianni Rodari

[ ]

Cápsula Nº 30: “La seducción de las palabras”


"Son las palabras los embriones de las ideas, el germen del pensamiento, la estructura de las razones, pero su contenido excede la definición oficial y simple de los diccionarios. En ellos se nos presentan exactas, milimétricas, científicas…y en esas relaciones frías y alfabéticas no está el interior de cada palabra, sino solamente su pórtico.”


“Una palabra posee dos valores: el primero es personal del individuo, va ligado a su propia vida; y el segundo se inserta en aquél pero alcanza a toda la colectividad. Y este segundo significado conquista un campo inmenso, donde caven muchas más sensaciones que aquellas extraídas de su preciso enunciado académico.”

“Las palabras denotan porque significan, pero connotan, porque se contaminan”.

Alex Grijelmo

[ ]

sábado, 30 de agosto de 2014

Cápsula Nº 29: Timeless

Como te decía... 
Fulano tiempo. Constante, arrogante, inclemente. 
El hombre ha conquistado el espacio. ¿Sabes lo que significa eso? 
Ha conocido otros planetas, inventado robots, hecho películas, música ¡y la lee! 

El hombre ha hecho el amor. Y de vez en cuando lo inventa. Ha descubierto el azar y se arruina a su nombre. Trenes. Aviones. Satélites, penicilina, clonación.
Hace vida. Y se la quita. 
Le escriben poemas al sol. Y lo proclama dios. 
Idiomas. Los habla. Los extirpa. 

Y aún así, el tiempo sigue intocable. Andando, sin mirar a su alrededor, haciendo caso omiso al daño que hace. Se abalanza contra lo que le estorba, con su acentuada pedantería y esa cara, agh, esa bendita cara de mozo francés sabelotodo. 


25/03/2010
[ ]

Cápsula Nº 28

No es piel, es una mentira de paquete. 
No es una puerta, es silencio entre la gente. 
No es una mesa, es un centro de congregación. 
No son fotografías, es un museo del olvido.
No es una idea, es la matriz de la materia gris.
No es una mirada, es un viaje al interior. 
No es un abrazo, es encontrar refugio a media noche. 
No es una confesión, es lo que se necesita decir. 

Y estas no son palabras sino...


29/03/2010
[ ]


Cápsula Nº 27: El proceso creativo: el síndrome de ver lo invisible y realizar lo imposible.


Ensayo de Aníbal Velásquez, médico
Fragmentos


“Este síndrome de ver lo invisible es impulsado por una fuerza, una motivación por un ideal, por un ansia de conocer y de transformar su mundo; se caracteriza por ser un proceso creativo donde la imaginación creadora permite ver más allá del tiempo y del espacio, basada en una flexibilidad de pensamiento y en una gran capacidad de analogía que integra tanto la información externa como la elaborada por el mismo individuo y que culmina en un acto intuitivo o iluminativo"

"El síndrome de hacer lo imposible se caracteriza por ser la consecuencia de ver lo invisible; es el momento en que se materializa la imaginación y se ejecuta la idea; es el instante de la comprobación de las hipótesis, y en que se muestra al mundo el nuevo descubrimiento, la innovación, la nueva concepción, o la nueva teoría. El que se encuentra afectado por este síndrome, realiza lo que para muchos era imposible, como consecuencia de una gran perseverancia y capacidad de superar la frustración"

"El talento capaz de crear algo nuevo, se caracteriza por una imaginación creadora altamente desarrollada, y se puede manifestar en cualquier esfera”


“¿Cuál es la causa de que un hombre sienta la necesidad de ver lo invisible y de hacer lo imposible? Parece que la causa de este síndrome se encuentra en la fuerza motivacional por alcanzar un ideal, en el argumento de vida que los hace diferentes”


"Una de las más fuertes motivaciones de los verdaderos hombres de ciencia -decía Einstein- para entregarse a la ciencia es el ansia de huir de la vida de cada día, con su dolorosa crudeza y su horrible monotonía, es el deseo de escapar de las cadenas con que nos atan nuestros deseos siempre cambiantes. Una naturaleza de fino temple anhela huir de la vida personal para refugiarse en el mundo de la percepción objetiva y el pensamiento. Este deseo debe ser comparado con el ansia que experimenta el hombre de la ciudad por escapar de un entorno ruidoso y estrecho y dirigirse hacia el silencio de las altas montañas, donde los ojos pueden vagar en el aire tranquilo y puro y apreciar el paisaje sereno, que parece hecho de eternidad”


Cápsula Nº 26

Trastorno explosivo intermitente
Esquizofrenia paranoide. 
Anhedonia
Síndrome de Korsakoff
Delírium trémens
Clinofilia
Agripnia
Delirios oníricos
Síndrome de Diógenes
Amor. 


Todo es tan fascinante...hasta que se le encuentra cura. 

31/05/2010
[ ]

Cápsula Nº 25

Siempre he tenido la fuerte sospecha de no saber qué quiero. Hoy me di cuenta que, efectivamente, no lo sé. Muy en el fondo se que lo único a lo que me quiero dedicar es a hacer lo que se me venga en gana. 
22/06/2010
[ ]

Cápsula Nº 24


La diferencia entre los idiotas y yo, 
es que yo soy una idiota que lo sabe. 

27/06/2010
[ ]

Cápsula Nº 23

La noche en otras vidas fue 
un decreto, 
un estado emocional, 
una hormona, 
un tipo de mujer, 
una parte del cuerpo. 


Pero en esta vida, debe 
conformarse con ser los 
residuos del cansancio de la gente. 



Y ya. 


08/07/2010
[ ]

Cápsula Nº 22: Hemingway divagando...

“¿Qué es lo que crees que ocurre a un hombre -decía Hemingway- cuando se da cuenta de que nunca podrá escribir los libros y cuentos que se proponía escribir? Si no puedo existir en mi propio estilo, entonces la existencia es imposible para mí, ¿comprendes? Así es como he vivido y así es como debo vivir, o morir.”




Por Norma Alberro, psicoanalista. 

[ ]

Cápsula Nº 21: Grito

Lo que siento nunca se queda callado por dentro. Afortunadamente, escribir es la manera más elegante de gritar y aunque eso de la elegancia no se me da muy bien, grito.
26/07/2010
[ ]


Cápsula Nº 20

Una casa se convierte en tu hogar, cuando reconoces…

El sonido del inodoro. Del click. De las llaves. Del timbre. 
De los despertadores. De los chorros abiertos. 
Del teléfono. De la voz que ordena bajarle al Tv. 
De los ventiladores. 
Del truquito que tiene la puerta para abrir. 
De la nevera cuando agarra ese extraño impulso eléctrico. 
Del chillido de los gabinetes de la cocina. 
De la campanita de feng shui cuando la toca el viento. 
De la canción que más se escucha por las tardes, cuando unos zapatos se acercan y a kilómetros se distinguen. 



Sonidos tan únicos, exclusivos e 
insustituibles como una huella digital.

29/07/2010

[ ]