[POST ACTUAL]: MIAU

[PRÓXIMO POST]: CÁPSULA Nº 6: LA ESPONJA.

[TRAGO DEL DÍA]:

Photobucket

Mostrando entradas con la etiqueta momentos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta momentos. Mostrar todas las entradas

sábado, 15 de enero de 2011

República GANJA (PARTE V)

Alias: "Ceja e' teipe*"
18 años.
Estudiante de periodismo y músico.
Carabobo, Venezuela.
Desde los 14 fumo. Busqué a un sujeto que vende y compré. Suelo sentir una mezcla de inmadurez y ganas de experimentar cosas, mmm es algo que no puedo describir. La sensación es un poco parecida a los sueños, pero en la realidad. Tendría que estar en ese "estado" para hacerlo.  Los beneficios que aplica en mí son pensar y relatar. Una vez iba caminando con un pana* y un carro casi nos atropella, en realidad no lo sentimos hasta que tocó la corneta, y fue de lejos que lo percibimos. Lo gracioso es que estaba muy cerca, de repente empezamos a brincar y "hablamos" como chinos. Jajajajajajaja.

Jesus Konde.
19 años.
Carabobo, Venezuela.
Fumo de vez en cuando en reuniones, toques, fiestas, etc. Sientes la perfección de tus movimientos, de los sonidos que tu cuerpo hace habitualmente, comienzas a sentir más claramente todo, es algo difícil de expresar, imagina que vuelas, viajas en un mundo creado por ti. No se asemeja al alcohol. Es más saludable que el cigarrillo porque es una planta natural y no contiene químicos. Pero hacerlo todos los días solamente por hacerlo es inútil, me parece una conducta inapropiada, por moda es una estupidez, hay que tener conciencia. Yo lo hice para experimentar, para saber si algo es bueno o malo tenemos que conocerlo. Creo que es bueno conocer de todo. Aluciné demasiadas cosas, es impresionante, divertido, pero a la vez da miedo, pensé que iba a morirme, jajajaja, pero es muy bueno para contarlo.

Anónimo
Carabobo, Venezuela
Fumo hace 2 años, me ayuda mucho a pensar. La primera vez fue porque estábamos caminando y cuando la estaban rodando me llegó y le di. Siento un estado de relajamiento total  de no importarme las cosas malas que pasan sólo en ese momento. Es como meditar y caminar elevado del piso, es única. Te abre la mente, ¿sabes? piensas como que un pelo más claro las cosas, ves todo de una mejor manera. Me ha ayudado con la vista, ya veo un pelo mejor, a acabar con el insomnio que tenía y a relajarme cuando estoy alterado. Lo más raro que me ha ocurrido bajo sus efectos ha sido, seguramente, decir muchas cosas extrañas y quedarme dormido, tipo narcolepsia; también momentos incómodos cuando estoy en la universidad y me voy fumado. La acompaño con comida, por el monchis*, con música también es otro nivel. Apoyo su consumo, te alivia dolores, te hace sentir mejor, es natural, es menos dañino que el tabaco, une a las personas.

Ato Oliviera
21 años.
Estudiante/Productor y Locutor de radio.
Barquisimeto, Venezuela.
Apoyo su consumo. He fumado por mi ex-novia. Es estar liviano, sin peso, casi flotando como si pudiéramos saltar de nube en nube. La acompaño con música, la música acompaña todo lo que hago, jajaja. Sin embargo, en mí no tiene beneficios porque no lo utilizo como vía de escape, de hecho no pienso en ganja cuando estoy en equis situación.


Horacio González.
Caracas, Venezuela.
No apoyo  el consumo de la ganja, pero respeto a quienes toman su decisión. Todos los países de América están listos para su legalización, pero como dijo “El Capo” en la novela: “ese sería el peor error que nosotros los narco podemos aceptar”. Es un fármaco ideal. es mejor que el cigarrillo. Debería documentarme más al respecto. Si verdaderamente quisieran contribuir con su control erradicación o legalización ya lo hubiesen hecho, pero no quieren por los infinitos intereses que hay


Anónimo.
Valencia, Venezuela.
Hace dos años y medio fumo ganja. Supongo que es igual a las demás drogas, un escape, típica sensación de relax y espiritualidad; es salir de sí por el momento que dure el efecto. Lo positivo vendrá de acuerdo a las sensaciones y emociones que pueda experimentar cada persona, en mi caso puedo ver las cosas de una manera no tan convencional, está comprobado científicamente además, que los sentidos adquieren mayor perceptibilidad al fumar marihuana.
Las situaciones raras que me han sucedido bajo sus efectos son incontables, por ejemplo y lo más común: armar una conversación que cuenta con los elementos de una conversación normal pero con argumentos incoherentes. Apoyo el consumo. Hablando en términos sociales, el consumo de marihuana no es un factor perjudicial si se da en un contexto que pueda controlar sus mismos efectos; por esa razón, no estoy a favor de la legalización de la marihuana en países "del tercer mundo" porque no están culturalmente preparados para ese paso.
___________________________________

*Jerga venezolana:
Pana: amigo/compinche. 
Monchis: hambre.
Teipe: Cinta adhesiva.

 [  ]

martes, 11 de enero de 2011

República GANJA (PARTE III)


Alias: “Danny Johns”.
Caracas, Venezuela.
Fumo simplemente por curiosidad hace 3 años, porque es la única sustancia alucinógena que mi cuerpo acepta. La sensación es la de una realidad detrás de la realidad habitual, algo que está ahí pero sólo lo ves cuando abres los ojos. Se asemeja a dormir profundamente. Con fumar no hay nada positivo, no hay nada malo; es un procedimiento estándar en el comportamiento humano. Suelo acompañar la ganja con música, vino, literatura, soledad, sexo. El placer necesario será bien recibido en estos ámbitos. Apoyo su consumo porque si lo ilegal se vuelve legal, entonces se dejara la curiosidad al lado y el nivel de "peligro" bajara rotundamente cuando esto haya cambiado.

Gianfranco Fasolino
http://phlameee.blogspot.com
21 años.
Filósofo / Sociólogo agorafóbico.
Caracas, Venezuela.
Fumo hace 2 años aproximadamente, me hace sentir bien, me pone pensativo o alegre. Me inicié por curiosidad, un día se me acercó un bicho loco vendiéndome uno ya armado en 4 bolos* y no pude decir que no, jajaja. Cuando fumo puedo entrar en un estado que llamo "táctil" porque siento más las cosas, como por ejemplo mis poros respirando o me puedo poner cachondo* o con ganas de reírme, es excelente. Es como eyacular a punta de cosquillas. La ganja sirve como calmante a nivel medicinal, imaginate 5 joints uno tras otro. ¿Beneficios que ha tenido en mí? Escribir a veces y alegrarme el día cuando ha sido una plasta de mierda. Una vez empecé a ver animaciones como en stop motion en la pared, junto con eso un soldadito de esos verdes de piñata (G.I. Joe) que estaba en plena guerra en el techo y unas ventanas eran un río por el que se deslizó...fue brutal. Para acompañarla, si no hay música debe haber sexo y si no hay sexo ¡debe haber comida!. Yo si apoyo su consumo porque, dime tú, ¿quién no necesita un momento de relax para despejar la mente de todas las mierdas diarias?... ¡claro que lo apoyo!.

Juan Alejandro Ravelo
http://eutopiaoutopia.blogspot.com
24 años
Ocupación dificil de explicar
Caracas, Venezuela
Me gusta hacer las cosas que no debería hacer, por eso fumo hace 3 años, a través de un amigo. La sensación es intensa, tus sentidos se vuelven más agudos y se altera tu percepción. Te ayuda a escapar de Babylon, o mejor dicho te ayuda a pasar un buen rato sin necesidad de desbaratarte los pulmones, relaja, me da unas brillantes ideas para escribir o diseñar en Photoshop. Lo más raro que me ha ocurrido bajo sus efectos ha sido “desdoblarme” como dicen los psíquicos, al hecho de sacar el alma del cuerpo. Suelo acompañar la ganja con música, sexo, comida, películas, caminatas o cualquier actividad cultural. Creo que todo el mundo debería probarla alguna vez en su vida... siempre me ha gustado ser abogado del Diablo.

Alias: “Ras-Kevinoff”
18 años
Estudiante de Administración de Empresas.
Caracas, Venezuela.
Me encanta fumar. Lo hago hace 5 años, comencé por curiosidad. Consigo mucha relajación, se asemeja a volar por las rutas. Logro quemar las malas vibras, gracias a ella tengo mis dreads. Aunque hace time me dió una pálida* por fumar sin comer y sin estar acostumbrado. Deberían legalizarla en Venezuela, es una planta común y corriente como las demás que Dios ha puesto en la Tierra para la relajación de su pueblo bajo la opresión de Babylon.

27 años
Creativo
Guadalajara, México.
Fumo hace aproximadamente 8 años. Lo hago por placer. A diferencia de muchos, no me siento alucinado ni afecta en nada mi personalidad, simplemente me relaja y me pone en un estado de total y completa paz. La sensación es similar a la frase "mundo nada te debo, mundo estamos en paz”. No creo que haya algo a lo que se asemeje, es único, espontáneo y liberador. Sin embargo, cualquier placer se puede convertir en un vicio si no se sabe sobrellevar. Para mí simplemente es algo hedonista. Lo más raro que te puede suceder es mezclarlo con otras sustancias, te agudiza los sentidos y me sentía un poco paranoico por "escuchar más" de lo que normalmente escucho. La música es lo mejor para compañarla, ese estado catalizador siempre es más agradable con una buena canción.

Gilberto Araujo
23 años
Indigente de su casa
Zulia, Venezuela
Sí he fumado, pero a lo entregado no.  Soy fumador social hace como 1 o 2 años. Me inicié porque un amigo compró, hizo un porro, me ofreció y dije. “qué diablos”. Cuando fumo siento excitación, rush, la sensación es diferente…ni mejor ni peor, sólo diferente. Me relaja. La acompaño con música, alcohol y comida. No he tenido una pareja ganjera por desgracia aunque curiosidad he tenido. En cuanto a apoyar su consumo o no: apatía total.

Lenin “Caffé” Malaver.
20 años.
Estudiante de Comunicación Social.
Valencia, Venezuela.
Llevo fumando 4 años ya. Tenía curiosidad. Todo comenzó por medio de mi mejor amiga, me regaló un porro y me dijo cómo fumarlo. Me siento ligero, siento que mi mente baja su velocidad dejándome detallar y analizar mis pensamientos, un constante cosquilleo. Se asemeja a estar en un gran y cómodo sillón de cuero. Te calma, te relaja, te hace sensible e incoherente. Me ha ayudado a subir de peso, a estar más calmado y a dormir mejor. Una anécdota, de las más famosas, fue cuando comí un brownie, su nota duró mas de 24 horas.

Alias: “Psicko”
Caracas, Venezuela
Fumo hace 7-8 años, comencé pensando que lo que había agarrado era toronjil, jajajaj. Cuando fumo me siento en un estado superior al resto de los mortales, es indescriptible. Tiene muchos beneficios, hace que la gente se relaje, se lleve mejor, menos violencia, sirve para la piel, vasos sanguíneos, bronquios, artritis, etc. Transformó mi agresividad en momentos de reflexión, alucino, me relajo, me río, me pongo más creativo, mas cariñoso. ¡Mi i-pod y el sexo bajo sus efectos son lo máximo!. 


*Jerga venezolana: 
Bolos: Bolívares. Denominación de la moneda venezolana 
(Bs.F. Bolívar Fuerte)
Cachondo: Estimulado, excitado (en el sexo).
Pálida: yeyo/patatús/mareo repentino.


 [  ]